La terre est bleue comme une orange (L’amour la poésie 1929)

Es fundamental para mejorar nuestra productividad y ser más innovadores desarrollar nuestra creatividad, realizar cualquier otro tipo de actividad que nos guste y que permita alimentar a nuestro cerebro con nuevas experiencias.

Dedica unos minutos al día a hacer algo distinto, retador, que te guste y que te ayude a pensar de una manera distinta a la que estás acostumbrad@ normalmente.

Abre tu mente a nuevas opciones, al fin y al cabo “la tierra es azul como una naranja

ELUARD : La terre est bleue comme une orange (L’amour la poésie 1929)

La terre est bleue comme une orange
Jamais une erreur les mots ne mentent pas
Ils ne vous donnent plus à chanter
Au tour des baisers de s’entendre
Les fous et les amours
Elle sa bouche d’alliance
Tous les secrets tous les sourires
Et quels vêtements d’indulgence
À la croire toute nue. Les guêpes fleurissent vert
L’aube se passe autour du cou
Un collier de fenêtres
Des ailes couvrent les feuilles
Tu as toutes les joies solaires
Tout le soleil sur la terre
Sur les chemins de ta beauté.

Anuncios

El árbol de los problemas

Todos los días nos enfrentamos en el trabajo con situaciones y dificultades que debemos resolver pero lo primero que debemos aprender es a gestionar los problemas, nuestro stress y la forma de enfrentarnos a ellos.

Durante mi curso de Coaching encontré un texto fantástico en el Blog de Cris Pérez-Vàzquez que quiero compartir, yo intento aplicarlo todos los días para disfrutar al máximo de los momentos que paso rodeada de mi gente.

 

El árbol de los problemas

Un carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y le hizo perder una hora de trabajo y después su antiguo camión se negó a arrancar.

Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dió un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el coche.

Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes.
“Oh, ese es mi árbol de problemas”, contestó

“Sé que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez”

”Lo divertido es”, dijo sonriendo, “que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior”

¡Estamos de estreno!

Quiero daros la bienvenida a mi blog, un humilde intento de querer dejar mi granito de arena y aportar algo mío dentro de esta locura de idas y vueltas de información.

Recientemente puse fin a un proyecto empresarial en el que dejé sudor y lágrimas (literalmente) pero soy una persona inquieta y en lugar de lamentarme por no alcanzar mis objetivos, simplemente empecé a reciclarme, soy licenciada en ADE y especialista en marketing pero tenía algo abandonada la formación continua y claro, no existía el marketing 2.0 cuando yo estaba en la universidad (de hecho ninguno teníamos e-mail cuando empezamos, aunque me enorgullece decir que si lo tuvimos antes de acabar) y como parte de esta formación uno de mis retos fue comprender el boom de las redes sociales, las nuevas herramientas de marketing muchas de las cuales ya venía implementando en mi negocio sin tiempo de analizarlas detenidamente y por tanto sin sacarles todo el provecho que pueden dar.

Para mi sorpresa ahora me he vuelto adicta, mi último paso fue Twitter en el móvil así que creo que ha llegado el momento de lanzarme este nuevo reto y tratar de aportar algo que pueda resultaros interesante, entretenido y lo que más me gustaría que pudiese seros de alguna utilidad en cualquiera de vuestros proyectos.

Yo no creo que emprendedor y empresario sean sinónimos, hay muchos empresarios que sólo se llaman así porque son accionistas de una empresa y hay muchos asalariados que llevan el entrepreneurship (¿esto existe?) en las venas.

Yo sigo siendo emprendedora, aunque ahora mismo no tengo muchas ganas de montarme ninguna empresa, mientras encuentro a alguna que me quiera dentro voy a seguir formándome y voy a esforzarme por compartir aquí todo lo que aprenda.

Espero veros cerca a lo largo de este camino.

A %d blogueros les gusta esto: