Emilio Duró, aprendiendo a ser optimistas

Me habían hablado mucho de él y en distintos círculos, así que despertó mi curiosidad, me planté delante del ordenador con una cena fría dispuesta a escuchar la conferencia de más de una hora.

Un optimista nato pero sin pelos en la lengua, algunas verdades como puños, unas más fáciles de asimilar, otras que no te apetece oír y otras que simplemente no quieres creer y mientras yo me reía de algún comentario jocoso le oigo decir: un “el que fracasa en su empresa se mete a consultor o formador” ¡Qué disgusto! Me había costado horrores aceptar que yo no había fracasado en mi empresa, que había adquirido mucha experiencia y pasado por un máster que no tiene precio y ahora mi ilusión era trabajar en consultoría, ¿sería cierto? ¿lo hacemos muchos? ¿soy un tópico?

Así que siguiendo el espíritu optimista decidí darle otro enfoque a ese comentario, los que tenemos la espinita del empreneurship no podemos arrancárnosla por los que somos de los que caemos del caballo y volvemos a subir, además he leído que el 70% de los negocios que se montan fracasan, que el 80% de los productos que se lanzan al mercado no superan los 3 primeros meses de vida. Si eso es así y todos nos deprimiéramos y detuviéramos por un fracaso el mundo estaría paralizado o lleno de consultores deprimidos.

Yo no sé si llegaré a dedicarme a la consultoría o si este blog es lo más cerca que puedo estar, pero sí tengo claro que he disfrutado de experiencias que quiero compartir, de errores que he cometido y que me gustaría evitarles a otros o al menos avisarles. Además durante esa etapa he tenido la suerte de conocer a muchos empresarios y emprendedores y es sorprendente como, independientemente del sector, del ciclo por el que pase la empresa o la diferentes que somos entre nosotros, la similitud de las experiencias, situaciones, alegrías y penas es casi idéntica y lo mucho que ayudaba en su momento el poder compartirlas y … por qué no decirlo, “mal de muchos …” es parte de nuestra naturaleza.

No voy a poder daros una varita mágica para resolver vuestros problemas o garantizar el éxito de vuestras empresa, al menos no pude con la mía, pero al menos intentaré recordaros que debéis intentar disfrutar y divertiros con lo que hacéis, estar motivados, ser inquietos y estar en constante aprendizaje, ya que si el proyecto no sale como esperabais habréis obtenido un gran bagaje para cualquier cosa que queráis emprender luego y si triunfáis tened en cuenta que esa va a ser vuestra vida para quizás los próximos 30 años o más y que deberéis aprender a disfrutarla, ya que “no hay nada peor que triunfar en algo que no os gusta”.

Aquí os dejo el enlace a la conferencia del Sr. Duró … ¡no apta para depresivos!

Para quienes estéis interesados el 21 de septiembre estará en Valencia en la Universidad Politécnica.  Más información:  http://www.lovevalencia.com/emilio-duro-de-la-politecnica-de-valencia.html

Y de la mano e AECTA el 26 de octubre, aquí podéis ver el programa.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: