El empresario que todo lo puede … ¡aprende a crear equipo!

El próximo de 3 noviembre tendrá lugar en Feria Valencia el Día de la Persona Emprendedora , un día repleto de actividades, charlas, talleres y posibilidades de desarrollar networking entre empresarios, consultores y demás proveedores de servicios.

hombre orquesta Entre las muchas charlas que podremos disfrutar está “El emprendedor-orquesta y las nuevas herramientas, ¿es rentable hacerlo sólo uno mismo?”, la cual contará con Pablo Adán (@PabloAdanMico) entre sus ponentes, si entráis en el post que ha escrito en su blog veréis esta imagen que os he puesto aquí también. El término en sí es lo suficientemente gráfico pero la imagen que lo acompaña es inspiradora, tan inspiradora que no he podido resistirme.

Quizás ese perfil de empresario sea en parte el gran responsable de su posible fracaso empresarial y lo digo tanto por mi experiencia propia como por casos compartidos con otros “amigos-empresarios”, por desgracia ocurre más de lo que debiera.

Todos estamos conformes en que la persona que pone en marcha un negocio es quien mayor implicación debe tener y quien mejor debe conocer todos los entresijos de su negocio, pero a un nivel estratégico y no tanto operativo por dos sencillas razones.

1. Materialmente es imposible, el día tiene 24 horas y para empezar no es muy recomendable intentar trabajarlas todas ya que en muy corto plazo ese comportamiento tendrá consecuencias en tu estado anímico y emocional y por ende en tus relaciones sociales y familiares.

2. Pero aun en el caso de que, gracias a una muy buena gestión de tiempo, sí fuera realista que una persona se ocupase de todos los asuntos de una empresa, dudo que sea experto en todas las áreas que comprenden su modelo de negocio.

Obviamente los comienzos siempre son así, uno o varios emprendedores se unen para poner en marcha un proyecto, al principio todo es papeleo administrativomuy de andar por casa, como mucho pides a un gestor que te ayude con el papeleo y los trámites iniciales, aunque la mayoría nos personamos en la Ventanilla Única de la Cámara de Comercio y empezamos a pelear con la abundante y tediosa burocracia administrativa que tanto nos gusta en este país – según datos elaborados por el Instituto de Estudios Económicos, el IEE, a partir del informe “Doing Business 2010” publicado por el Banco Mundial en España tardamos una media de 47 días en abrir un negocio frente a los 6 de EEUU, Dinamarca, Eslovenia y Portugal por no hablar de Nueva Zelanda y Austria que empiezan a funcionar en 1 sólo día. Y tampoco hablemos de cerrarla (espero que tampoco os ocurra nunca) porque la diferencia es que, cuando vas a abrir al menos estás ilusionado y con las pilas cargadas y aún puedes pasarte el día de ventanilla en ventanilla y con colas interminables con cierta alegría; pero en el cierre, ¡pobrecito del que te venga diciendo que no marcaste la casilla de turno o estás en la ventanilla equivocada! Por algo nos hacen pasar por un detector de metales antes de entrar en cualquier edificio de la administración (venga, que me mande un e-mail quien no lo haya pensado alguna vez… ¡¡tengo el inbox vacío!! ¡Je,je!)

Perdón, me he ido del tema, pero es que cuando lo pienso… ¡me enciendo!

Sigamos,  el caso es que sólo dejamos en mano externas los temas contables, laborales y legales y más que nada por evitar futuros problemas en caso de cometer equivocaciones. Para temas de imagen corporativa recurrimos directamente a una imprenta donde tienen a alguien que “maneja” el Photoshop y con quien desarrollamos el logo, color y todo el material que podamos necesitar (tarjetas, papelería, sobres…) y lo mismo ocurre con el marketing 2.0 compramos una plantilla para la web, abrimos nosotros las páginas de facebook o twitter y las acabamos dejando como herramientas obsoletas porque no tenemos tiempo de actualizarlas. Todo esto con la ayuda de un amigo que sabe o algún conocido que te lo hace barato (todo esto vivido en primera persona). Ya que, como es normal, nos encontramos con cargas presupuestarias muy importantes a la hora de poder contratar una agencia de imagen y medios. Y esto es sólo en temas de imagen y comunicación, pero lo mismo ocurre con el resto de áreas con sus particularidades dependiendo del sector.

Hay dos factores que influyen principalmente a la hora de no poder rodearte de personas cualificadas para obtener los mejores resultados:

  1. Falta de capacidad presupuestaria para subcontratar servicios profesionales, ante la incertidumbre del éxito de la empresa, no nos arriesgamos a gravar en exceso nuestras financias con préstamos elevados que no sabemos si podremos devolver.
  2. Falta de un mercado laboral que facilite modelos flexibles de contratación de manera que se adapten a las necesidades reales de la empresa (no hablo de contratos basura sino de modelos de flexible working, teletrabajo, jornadas intensivas o medias jornadas que permiten compatibilizar vida laboral y personal y que cada vez son más demandadas) Ved el ejemplo de la iniciativa del Día de la Oficina en Casa.

La consecuencia, un empresario que se pasa el día apagando fuegos, que actúa como cuello de botella, que depende de favores, de la ayuda de amigos y familia y que acaba dando imagen de poca profesionalidad y lo que es peor, adquiere una visión tan cortoplacista de su negocio que ya no es capaz de pensar en términos estratégicos para detectar oportunidades y adelantarse a los cambios del mercado, de manera que el negocio pueda ir consolidándose y creciendo como teníamos plasmado en nuestro ya olvidado plan de empresa.

Esto nos lleva a dos escenarios, bien una empresa que no consigue despuntar y muere ahogada por su incapacidad de dar un buen producto o servicio o bien que muere de éxito al tener gran aceptación en el mercado y no poder cubrir las expectativas, lo cual hace que otra empresa mejor preparada detecte ese nicho y se apodere del mercado potencial que tu no eres capaz de absorber (copiar es fácil y más si se cuenta con recursos).

Una recomendación, cuando hagas tu plan financiero además de tener en cuenta todos los gastos destinados a inmovilizado y activos, aumenta considerablemente la partida de gastos destinada a personal (ya sea interno o externo), asegúrate de que los números salen, que no sólo puedes pagar un local, mobiliario, maquinaria y un portátil sino que tienes asignados recursos para captar talento humano. Si los números ya no te cuadran acude a un profesional que te asesore, averigua si hay subvenciones para la contratación o para cualquier otra partida donde puedas reasignar recursos (pero no bases el éxito de tu negocio en esa lotería), y no digas: “Bueno, lo hago yo todo hasta que la empresa genere beneficios y luego ya busco a alguien”. Hay negocios donde es posible y otros donde no, tú eso lo sabrás mejor que nadie, así que no te mientas, te puede salir caro…

Una vez lo tengas claro al igual que dedicas tiempo buscar una buena localización, a rodearte de buenos proveedores y comerciales, también dedica tiempo para hacer las mejores selecciones (te recomiendo que leas mi artículo sobre “El uso del Crowdsourcing como herramienta para las Pymes”), rodéate de gente que sepa más que tú y que sean productivos desde el principio y déjate asesorar, no hablamos de una gran plantilla para empezar pero sí que intentes crear equipo desde el primer momento.

Sé que no es fácil, pero… ¿Quién ha dicho que ser emprendedor lo es?

¡Buena suerte!

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: